El Protocolo de Bioseguridad que impone el gobierno, limita el verdadero accionar de la Iglesia

Columna Opinion

Luego del anuncio del presidente Iván Duque Márquez, quien afirmó que en los próximos días el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Salud, expedirá el protocolo de bioseguridad para iniciar programas piloto de apertura de las iglesias en municipios que no registran casos de covid-19, líderes de las organizaciones eclesiásticas cristianas, se ha pronunciado al respecto muy molestos, indicando que el gobierno quiere tomar decisiones en asuntos que les son internos.

El pronunciamiento Parte de la premisa, que “los cristianos somos respetuosos de las leyes y las autoridades instituidas legalmente; sin embargo, en cuanto a los protocolos para la reapertura de las iglesias tenemos algunos desacuerdos, no negociables, ya que, atentan contra nuestra libre expresión de las creencias religiosas y algunos derechos contemplados en la Constitución política”:

El gobierno nos quiere imponer lo siguiente:
Nos impiden arrodillarnos y limitan nuestras formas de adoración. Distanciamiento de las familias, esposos e hijos al interior del templo lo cual no sucede en casa. Prohibición de ingreso de personas según la edad. Abuelos y niños.

Violación de la privacidad al querer obligarnos a tomar datos. Cada persona es libre de ingresar a los templos religiosos de forma privada.
Limitaciones de tiempo, sólo una hora. No lo aceptamos. Nosotros como iglesia no le cerramos las puertas a ninguna persona.

Todos tenemos derecho a congregarnos libremente.
Todo esto llevó a que el documento no sea aceptado y se deba modificar según nuestras propuestas y no las del gobierno. El gobierno no puede controlar de esa manera a la iglesia.

Otras reflexiones que ha surgido, analizan la situación que platea un panorama bastante preocúpate para miembros y líderes eclesiásticos considerando que:

Aparte de que el Protocolo de Bioseguridad que impone el gobierno limita el verdadero funcionabilidad de las iglesias, el decreto que busca expedir sobre las medidas de la pandemia, requiere un análisis jurídico por las medidas que afectan a la iglesia.

Entre los temas abordados es que los Pastores mayores de 70 años, tendrán que marginarse de seguir ministrando su iglesia todo por el coronavirus.

Algunos de ellos han dado toda su vida a la obra de Dios y han fundado iglesias y han construido templos con tanto esfuerzo oración y sudor y ahora, se les prohíben entrar hacer lo que Dios les mando hacer.

La pregunta que surge ¿si en los taxis, su conductor y pasajero tienen dos metros de distancia? No. Igual se observa en otros medios de transporte, en donde sus pasajeros no guardan la mínima distancia.

Los trabajadores de las empresas ellos no trabajan una hora día, pero que las iglesias deben de reunirse una hora, en un País que en su constitución Política, está la libertad Religiosa.

De esta manera se está a la espera de que el gobierno nacional expida oficialmente el decreto de protocolo de bioseguridad para las iglesias, considerando la posición que plantean los líderes de estas organizaciones.

Comparte ahora
Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *